nuevos-trajes-espaciales
Tecnología

La NASA presenta sus nuevos trajes especiales para ir a la luna y Marte

6 noviembre, 2019

Tardaron en llegar pero al fin ya están aquí. La NASA ya está planeando diferentes misiones espaciales y entre ellas se encuentra una nueva incursión en la luna y otras al planeta rojo en diferentes misiones tripuladas y es por eso que desarrolló nuevos avances tecnológicos para la fabricación de los trajes que llevarán los astronautas en las misiones.

Descubre cuáles son los trajes que tienen preparados en la Nasa

Estos nuevos trajes espaciales están siendo desarrollados con fines específicos, entre los cuales se encuentra una nueva misión a la luna denominada Exploración Lunar Artemis.

Esta misión será tripulada por la primera mujer que pisará la luna y un astronauta hombre que se sumará a la lista masculina de los que lograron esta experiencia que en otros momentos hubiera parecido sobrenatural y hace 50 años, desde aquella misión del Apolo XI se ha convertido en realidad.

Según la Agencia Espacial Americana, estos trajes están especialmente diseñados para esta primera exploración en lo que sería el polo sur de la luna, que se llevará a cabo en el año 2024 y esta expedición servirá como un “campo de pruebas” para testear a fondo las nuevas tecnologías de los trajes espaciales para lo que sería la llegada del hombre a Marte en un futuro no tan lejano.

Dos diferentes tipos de trajes para una misma expedición

Acorde a las necesidades en cada situación de un viaje espacial, la NASA presentó dos tipos diferentes de trajes que no varían solamente en su color, sino también en las prestaciones.

Aquí te los mostramos:

El traje naranja

Uno de los prototipos que se presentó en la última convención de la nasa con el fin de afrontar la Exploración Lunar Artemisa está especialmente diseñado para el despegue y la entrada nuevamente a la atmósfera de la tierra, en el regreso de la expedición.

Las tecnologías que presenta están específicamente pensadas para proteger a los astronautas en el caso de presentarse algún tipo de complicación durante el despegue, presentando diferentes tecnologías de seguridad y protección desarrolladas recientemente.

Este traje naranja también se utilizará durante algunas situaciones que signifiquen un riesgo mayor cuando la nave se encuentre en las cercanías de la luna y cuando esta expedición haga su regreso al planeta Tierra.

El traje blanco

Este es el que a simple vista, más reminiscencia nos trae de las exploraciones lunares anteriores y tiene el color significativo de los astronautas.

Las primeras imágenes que alcanzaremos a ver de la llegada de esta nueva expedición al polo sur de la luna serán con los astronautas alunizando en sus trajes de color blanco, en un modelo al que se lo ha denominado XEMU, debido a que son las siglas en inglés de Unidad de Movilidad Extravehicular de Exploración.

Aunque nos haga acordar a aquel modelo con el que, por ejemplo, vimos a Neil Armstrong llegar pisar la luna por primera vez en lo que significó “un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”, este no tiene mucho que ver en relación con la tecnología aplicada al de aquellos tiempos hace medio siglo.

Las claras diferencias de este nuevo modelo blanco de traje espacial radican en una gran capacidad de flexibilidad, para que los movimientos del o la astronauta que lo utilice no sean tan bruscos.

Lo primero que recordamos de aquella emblemática misión histórica es a los astronautas dando “saltos de conejo” para movilizarse por la superficie lunar. Esto es lo que cambiará absolutamente con los nuevos trajes blancos, ya que con estos se podrá directamente caminar sin inconvenientes en la luna, pudiendo arrodillarse a investigar la superficie y tomar muestras, girar de la manera que puedan las caderas y lo más sorprendente: el movimiento independiente de cada uno de los dedos.

Algo que sin dudas representará una mayor comodidad para estos astronautas de las que tuvieron las misiones anteriores que alunizaron.

Tecnología de los trajes para la misión lunar

La NASA y sus investigadores ya tienen conocimientos específicos de las adversidades o características del territorio lunar al que se enfrentará la Exploración Lunar Artemisa, por lo que quienes realizaron los trajes para ser utilizados en 2024 hicieron hincapié específicamente en la seguridad de los astronautas, para que ningún tipo de agente externo pueda dañarlos.

Entre los descubrimientos de la superficie lunar que se lograron conseguir durante todas las misiones tripuladas Apolo y las misiones robóticas subsiguientes, se sabe que el terreno lunar está formado de pequeñas esquirlas que podrían significar el deterioro de los trajes, por lo que están específicamente reforzados para que esto no suceda.

Al mismo tiempo, en la luna existen condiciones de temperatura extremas.

En la zona en la que no da el sol, las temperaturas pueden llegar a los 120 grados bajo cero, mientras que cuando se encuentren en la cara iluminada por la estrella se encontrarán a unos pocos grados arriba del cero.

El traje está especialmente diseñado para que los astronautas resistan estas feroces temperaturas sin sufrir ningún tipo de inconveniente.

En las mochilas, los trajes llevan cargas de oxígeno y otros para la liberación de dióxido de carbono, así como también agentes para eliminar olores y humedad, sumados a unos marcadores que detectarán algún inconveniente del traje para adelantarse a un accidente.

El sistema de comunicaciones que lleva el casco también es una novedad, ya que aparentemente es en donde más flaqueaban los trajes de las misiones anteriores, con un casco que les era funcional, pero a la vez incómodos.

Los micrófonos interiores del casco se activarán con la voz de los astronautas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *